Las apuestas más extrañas, más locas o raras

Ofrece a su esposa en una partida de póquer.

El ruso Andrei Karpov se quedó, sin dinero y con un profundo deseo de seguir adelante, en una partida de póquer contra Sergey Brodov. Con su lujoso coche en la puerta y el Rolex en la muñeca, Andrei deliberó sobre lo que podría ofrecer como una apuesta.

Tras pensarlo todo, ofreció a su esposa. Andrei de hecho, perdió la partida. Entonces Sergey fue a la casa del oponente perdedor para cobrar sus ganancias y para la sorpresa de Andrei, su esposa Tatiana, estaba de acuerdo con su gran idea. En vez de negarse a irse, se divorció de Andrei y se casó con Sergey. ¿Qué sentía Tatiana sobre todo esto? Comentó: «Fue humillante y me dio mucha vergüenza. Pero en cuanto mi ex esposo hizo eso, supe que tenía que dejarlo», continúa, «Sergey era un hombre muy guapo y encantador y estoy muy contenta con él, aunque me ganara en una partida de póquer».

Todo o nada.

En 2004, Ashley Revell vendió todo lo que poseía y cobró sus ahorros, 135.000 dólares. Compró un pasaje a Las Vegas y frente a las cámaras del programa de televisión Double or Nothing, Revell hizo su apuesta en la ruleta.

Al principio eligió el color negro, pero en el último momento, cambió de opinión y eligió el rojo. Con la familia observando, dejó que el crupier hiciese lo suyo. No les dejaremos con un resultado triste, así que por supuesto que Ashley ganó. De hecho, duplicó su dinero. El crupier recibió una propina de $600 y Ashley regresó a su casa en Inglaterra, donde puso en funcionamiento un portal de póquer en Internet.

Pronóstico del tiempo al desnudo

Doris Tillier, una chica francesa de 27 años, prometió presentar el pronóstico del tiempo sin ropa, si el equipo de fútbol francés regresaba y se clasificaba para el Mundial de 2014 en Brasil.

Por supuesto, Francia ganó 2-0 a Ucrania. No sólo obtuvieron la participación en la Copa Mundial de Fútbol de 2014, y también la promesa de la Srta. Tillier de hacer un parte meteorológico exótico.

Fiel a su palabra, Doris se desnudó en la cadena de televisión Canal+ para deleite de los espectadores de toda Francia.