Los jubilados vuelven a cantar bingo

A Carmen le encanta el bingo. A sus 80 años, bajaba todos los días que el centro de mayores San Marcelino organizaba una partida. Cuando hace tres años la policía comenzó a sancionar a los centros de jubilados por apostar dinero en las partidas de bingo „la normativa prohibía la venta de cartones fuera de los locales previamente autorizados, es decir, de los bingos„ el centro de mayores de San Marcelino dejó de organizar encuentros y Carmen se quedó en casa. Las protestas comenzaron de inmediato y el Consell se comprometió a modificar la normativa para permitir que los mayores cantaran línea, o bingo, con apuestas simbólicas de dinero.

Sin embargo, la nueva norma ha tardado tres años en llegar. El pasado 15 de mayo, en plena campaña electoral, el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana publicó el reglamento del bingo y el de casinos de juego, que permite a los mayores jugar con dinero en hogares del jubilado y residencias.

Puedes leer la noticia completa aquí.

Los jubilados vuelven a cantar bingo