Un bingo eléctrico reparte los huertos urbanos de O Burgo

Cuando el Concello de Culleredo anuncia un sorteo, lo hace con todas las de la ley: con testigos, ante un numeroso público y con un bingo eléctrico recién estrenado. De hecho, según confirmaron desde el gobierno local, los técnicos del departamento de Promoción Económica compraron el aparato para que el proceso fuera lo más transparente y preciso posible. Y eso que disponían de los bingos de bombo de toda la vida…

Desde el Concello indicaron que el sorteo público de los huertos urbanos era, en realidad, para otorgar las 26 plazas disponibles para el primer curso formativo de horticultura ecológica que se desarrollará a partir del 14 de abril en el jardín botánico de O Burgo. La asignación de esas plazas lleva aparejada la posibilidad de explotar un huerto urbano hasta el próximo año, por lo que los afortunados se surtirán de los productos de dos cosechas.

Puedes leer la noticia completa aquí.

bingo_reparte

El bingo dinámico: una apuesta de los empresarios madrileños

Esta nueva forma de juego, que ya tiene su reglamento en marcha, se hace con los cartones tradicionales, pero también con tabletas electrónicas. Los que utilicen tabletas no tendrán que ocuparse de marcar los números, porque se marcan automáticamente. Eso evita el error humano. Quita la emoción de tener que borrar los números, pero da más seguridad a la partida.

El juego se para en el momento que el ordenador detecta que uno de los cartones electrónicos tiene el premio, bien en línea o el bingo. Para los empresarios este sistema tiene una importante ventaja. Si venden un 15% de cartones con tabletas en vez del tradicional los impuestos que pagarán a Hacienda bajarán del 40% al 20%

Puedes leer la noticia completa aquí.

bingos-madrid1_article